Suscríbete
Suscríbete

Benito Lauret Aguirregabiria: “Construir con altas emisiones se va a volver muy caro”

Por Benito Lauret Aguirregabiria, director del Máster de Fachadas de la UPM
JoyceCentre CaGBC
El edificio Joyce Centre for Partnership & Innovation en el Mohawk College (2018), en Hamilton, Ontario, es uno de los primeros edificios en conseguir las certificaciones cero carbono en proyecto y en servicio.
|

Casi todo el mundo ha oído hablar de cambio climático y emisiones de carbono como algo contra lo que hay que luchar lo antes posible para preservar el planeta, o al menos nuestra vida en él. Las emisiones de CO2, anhídrido carbónico o simplemente carbono son una parte muy importante del problema, aunque no la única, ya que causan el calentamiento del planeta y sus problemas asociados. En consecuencia, deben reducirse progresivamente hasta eliminarse por completo. En realidad, nunca se van a eliminar, si bien habrá que pagar por ellas para fomentar su compensación con acciones de captación de este carbono.


De momento, en su búsqueda de edificios de consumo casi nulo, el CTE solo apunta a la vida útil del edificio, o sea, a la operación del edificio y no a las emisiones derivadas de sus materiales, o también llamado carbono incorporado 


Los acuerdos internacionales sobre el cambio climático se acaban plasmando en directivas europeas, que a su vez derivan en reglamentaciones y leyes nacionales, cuyo cumplimiento no es objeto de opinión sino obligatorio. En este sentido, el Código Técnico de la Edificación (CTE), en sus sucesivas revisiones, va incorporando criterios de sostenibilidad en cumplimiento de las correspondientes directivas europeas, que hasta la fecha se han plasmado en exigencias de índole energética esencialmente.


El actual CTE (2019) cumple con los requisitos de la directiva europea 2010, sin embargo, los acuerdos de París (2015) establecen el objetivo de reducción total de emisiones para 2050, que la Unión Europea ha asumido como propio en su Acción por el Clima y Pacto Verde Europeo. No obstante, hasta junio de 2021 no habrá nuevos instrumentos para el cumplimiento de los objetivos 2030 y 2050. España, como país perteneciente a la UE, deberá incorporar progresivamente en sus reglamentos los requisitos necesarios apara conseguir el objetivo de descarbonización total en 2050.


Emisiones de CO2 por dos motivos

En el sector de la construcción se producen emisiones de CO2 por dos motivos: construcción (y futura demolición) y vida útil del edificio. De momento, en su búsqueda de edificios de consumo casi nulo, el CTE solo apunta a la vida útil del edificio, o sea, a la operación del edificio (carbono operativo = operational carbon) y no a las emisiones derivadas de sus materiales, o también llamado carbono incorporado (embodied carbon). De modo que cuando la construcción alcance el objetivo de los edificios cero energía, solo habremos hecho la mitad del camino.


Ante esta perspectiva, hay que empezar a considerar que, para cuando el CTE incorpore nuevas obligaciones, puede ser demasiado tarde para que la industria reaccione a tiempo, por lo que la anticipación es en esto esencial. De hecho, ya existen muchas empresas que han iniciado el camino con lo que se conoce Declaración Ambiental de Producto (DAP) o en su versión en inglés Environmental Product Declaration (EPD). En la página del CTE se ha creado un registro para las declaraciones ambientales de producto, en la que solo figuran los procedimientos para su obtención de cementos y productos largos de acero, si bien otras empresas han elaborado sus DAP en función de normas internacionales para poder competir fuera de España.


Construir con altas emisiones se va a volver muy caro, por lo que la industria va a buscar progresivamente reducir el impacto de sus productos con objeto de competir en un mercado que va a cambiar radicalmente 


Una DAP es un documento o informe normalizado que proporciona información cuantificada y verificable sobre el desempeño ambiental (incluyendo la huella de carbono) de un producto, un material o un servicio. Estas herramientas se utilizan para valorar el impacto ambiental a lo largo del ciclo de vida de productos de conformidad con la Norma Internacional UNE-EN ISO 14025. En el futuro será imprescindible contar con estos documentos para calcular la huella de carbono del edificio, que está dentro de lo que se llama Análisis del Ciclo de Vida (ACV), o en inglés Life Cycle Assesment (LCA), y que más tarde o más temprano será un documento obligatorio de proyecto.


Materiales y sistemas bajos en carbono

Llegados a este punto cabe preguntarse si en el futuro se va a poder seguir construyendo con los mismos materiales de ahora o esto supondrá una revolución radical en el modo de construir. La respuesta es simple: construir con altas emisiones se va a volver muy caro, por lo que la industria va a buscar progresivamente reducir el impacto de sus productos con objeto de competir en un mercado que va a cambiar radicalmente. Igualmente, veremos en los próximos años un impulso en la investigación de materiales y sistemas bajos en carbono, en el nuevo escenario de la competición por reducir las emisiones de carbono.


Si bien el CTE no obliga a analizar las emisiones de los materiales, existen certificaciones “verdes” voluntarias que sí tienen en cuenta estas emisiones, tales como Leed, Breeam, Passivhaus, Verde, etc. Hay que señalar que ninguna de las citadas es garantía, por el momento, de que un edificio sea cero energía, ni tampoco cero carbono. Sin embargo, son un buen inicio para que el sector se ponga en camino para cuando vengan las obligaciones ineludibles.


El Green Building Council de Canadá (CaGBC), que además es la entidad certificadora de Leed en ese país, es quizá el primero en haber dado el paso de crear una certificación cero carbono, que ya han obtenido varios edificios canadienses. Al ser pioneros en este aspecto, conviene echar un vistazo a algún ejemplo de edificio que ha conseguido la certificación cero carbono.


Antes que nada, el CaGBC tiene dos niveles de certificación cero carbono: en proyecto (design) y en servicio (performance), y no se puede conseguir la segunda sin la primera. De este modo se asume que un buen proyecto no garantiza per se las prestaciones finales del edificio sino que, una vez construido, éste lleva una puesta a punto hasta conseguir que todos los sistemas rinden como estaba previsto en proyecto, tarea nada despreciable que puede llevar varios años.


El edificio Joyce Centre for Partnership & Innovation en el Mohawk College (2018), en Hamilton, Ontario, es uno de los primeros edificios en conseguir las certificaciones cero carbono en proyecto y en servicio (www.cagbc.org). Es de uso educativo, y una de sus estrategias fundamentales es una gran instalación fotovoltaica en cubierta. Utiliza además una instalación adicional en edificios anexos, lo que le permite ser excedentario en energía y compensar así la huella de carbono de sus materiales. No utiliza gas, todo es eléctrico y el acondicionamiento se consigue con bombas de calor geotérmicas que funcionan con alto COP. El uso de bambú en acabados interiores permite igualmente reducciones en la huella de carbono.   

---

Este artículo aparece publicado en el nº 568 de CIC, págs. 20 a 22

Comentarios

App aparejadores
App aparejadores
APParejadores aparejadores

Disponible para su descarga en Google Play y Apple Store, la última versión de la aplicación para dispositivos móviles desarrollada por el Colegio de Aparejadores de Madrid incluye varias novedades y actualizaciones relevantes.

Fimma maderalia
Fimma maderalia
Fimma-Maderalia mueble interiorismo contract

La Feria Internacional de Materiales, Tecnología y Componentes para el Mueble, Interiorismo y Proyectos Contract recupera así la bienalidad en años pares. El equipo de Feria Valencia trabaja ya en una edición completamente presencial, después de trasladar hasta en dos ocasiones y debido a la pandemia la cita prevista el pasado año.

Fr planrecuperacion
Fr planrecuperacion
Fundación Renovables Plan de Recuperación Prosoxi rehabilitación energética movilidad economía circular tratamiento de residuos 3R

Los avances en la buena dirección recaen en actividades como la rehabilitación energética, la movilidad eléctrica para mercancías y la conservación y restauración de los ecosistemas. Por contra, la preocupación se concentra en la transparencia y la gobernanza, el hidrógeno, la agroecología, la economía circular y los residuos.

Habitissimo Infografia1T2021
Habitissimo Infografia1T2021
habitissimo reforma rehabilitación energética reparación y mantenimiento

Los datos recogidos en el último ‘Informe trimestral sobre el sector de la reforma’ editado por habitissimo confirman, según esta plataforma, el interés creciente de los usuarios por acometer intervenciones que mejoren la eficiencia energética de sus viviendas, en línea con los planes del Gobierno de dotar de fondos a la rehabilitación.

Revista CIC
NÚMERO 568 // Abril 2021
Consulte el último número de la revista

Empresas destacadas

REVISTA