Suscríbete
Suscríbete

Rehabilitación térmica en fachadas: ¿en qué casos recurrir a los distintos tipos de actuaciones?

Por Jaime Fernández, director técnico de la Asociación Nacional de Fabricantes de Materiales Aislantes (Andimat)
APERTURA instalador relleno camara
En el caso de realizar desde el exterior de la fachada el aislamiento por relleno en cámara, éste se realiza a través de un patrón de pequeños taladros, desde abajo hacia arriba.
|

El Pacto Verde europeo recoge una estrategia global que ayudará a la UE a alcanzar los objetivos climáticos y medioambientales para los próximos años. Una de sus ocho líneas de actuación está dirigida al uso eficiente de la energía y los recursos en la construcción y renovación de edificios. 


Actualmente los edificios representan el 40% de la energía consumida en la UE, si bien este número es inferior en España. Se cita en el texto la necesidad de emprender una oleada de renovación de edificios públicos y privados, así como la necesidad de garantizar el cumplimiento de la legislación sobre la eficiencia energética de los edificios. En este sentido, España ha obtenido una excelente calificación por parte de la Comisión en la evaluación de la reciente actualización 2020 de la Estrategia a largo plazo de la rehabilitación energética del sector de la edificación en España.


La primera actuación que se debe realizar en un edificio es reducir su demanda energética mediante el aislamiento de la envolvente térmica


La rehabilitación energética de los edificios será un elemento importante en la transición ecológica de la UE y se puede abordar desde el concepto del triángulo energético. La base del triángulo está formada por medidas pasivas que están presentes durante toda la vida del edificio sin necesidad de mantenimiento ni reposición. Entre ellas se encuentra el aislamiento térmico, por lo que la primera actuación que se debe realizar en un edificio -sea un edificio ya existente, o en su diseño- es reducir la demanda energética del edificio mediante el aislamiento de la envolvente térmica. El siguiente paso es el diseño, o modificación de los equipos de frío y calor, cuyo tamaño se podrá reducir. Por último, se incorporarán los equipos de energías renovables en la medida que sea necesario seguir aportando energía al edificio.


La rehabilitación térmica sobre edificios existentes ofrece unas importantes ventajas, pues se mejora el confort térmico, se reduce la factura energética del usuario y, por lo tanto, se reduce la pobreza energética, se reducen las emisiones de CO2, se reduce la contaminación, se aumenta el empleo y para terminar, se revalorizan los inmuebles.


Sistema SATE-ETICS de Aislamiento de Fachadas

Un sistema SATE es un Sistema compuesto de Aislamiento Térmico por el Exterior (ETICS por sus siglas en inglés) que se suministra como conjunto (kit) o sistema integral de fachadas. Todos los componentes de un SATE deben estar concebidos y ensayados de forma conjunta para el uso que se va a dar al sistema. Esto debe respetarse desde la prescripción hasta el servicio postventa, pasando por el suministro y aplicación.


Los sistemas SATE se pueden clasificar en función del tipo de fijación, material aislante utilizado, por aplicación y por tipos de acabado. De manera general, están formados por cuatro componentes que son: la fijación, el aislamiento térmico, una capa base de armadura y una capa de acabado.


La incorporación de un sistema SATE en fachada se realiza por el exterior, de manera que no se reduce el espacio habitable interior en las viviendas y es una actuación que permite a los usuarios seguir viviendo en las mismas durante la rehabilitación térmica. Debido a que reviste y aísla el exterior del edificio sin discontinuidades y adaptándose a su geometría, cuando está correctamente concebido e instalado el sistema SATE permite resolver la mayoría de los puentes térmicos del edificio y reduce el riesgo de condensaciones.


Por lo tanto, mantiene la envoltura exterior y la estructura del edificio en condiciones termohigrométricas estables, contribuyendo al mantenimiento de los materiales de construcción a lo largo del tiempo e impidiendo la degradación causada por las oscilaciones de temperatura: grietas, fisuras, infiltraciones de agua, fenómenos de disgregación, manchas, mohos y la impregnación de la masa mural.


Los sistemas SATE que incorporan un aislamiento con un espesor óptimo aseguran importantes reducciones de la energía en forma de calor intercambiada con el exterior. Se reduce la factura energética del usuario y se puede conseguir una disminución del consumo de combustibles próximo al 30% y permitiendo un ahorro energético consistente y continuo (calefacción en invierno; aire acondicionado en verano). Se estima que la inversión realizada para la instalación del sistema se amortiza de media en un periodo de cinco años.


Este tipo de rehabilitación puede ser aprovechada para recuperar la uniformidad de estética de las fachadas de un bloque de edificios o barrios enteros. Al ser una rehabilitación que perdura con el tiempo, teniendo una vida útil de más de 20 años, es un sistema que revaloriza económicamente el inmueble, mucho más que la simple restitución de la fachada.


Sistema de aislamiento con fachada ventilada

En este caso, la actuación también incorpora aislamiento al exterior de la fachada. El sistema esta formado por el aislamiento que va fijado al muro, una cámara de aire continua y el revestimiento exterior. La cámara crea circulación de aire por convección, de manera que se evita la condensación del vapor de agua y favorece la reducción de consumo energético en verano al reducir el factor solar del cerramiento. Se trata de una solución compatible con muros de mala planimetría, que permite ser desmontada y, por lo tanto, es susceptible de rehabilitarse en diversas ocasiones.


Comparte con la solución del SATE las mismas características que aplican a una actuación que incorpora aislamiento térmico por el exterior, es decir, que de nuevo se eliminan puentes térmicos, se posibilita la realización del trabajo con los usuarios ocupando las viviendas, se mantiene el espacio habitable, se protege al aislante y muro del exterior, se consiguen importantes reducciones en la factura energética y se revaloriza el inmueble.


Sistema de aislamiento de fachadas por relleno en cámara

En este sistema se aprovecha el espacio de la cámara de aire de la fachada para instalar aislamiento térmico. El relleno se realiza a través de un patrón de pequeños taladros, desde abajo hacia arriba. La actuación se puede realizar desde el interior o desde el exterior de la fachada. Si se realiza desde el exterior y se aplica sobre una fachada de ladrillo cara vista, se aprovecharán las llagas para los taladros (como puede observarse en la imagen de apertura), de manera que se facilite el posterior tapado de los agujeros. Si se realiza desde el interior, habrá que tapar los agujeros de los taladros y pintar las paredes afectadas.


Se requiere siempre un estudio previo de las cámaras para comprobar su idoneidad pues deben cumplir tres condiciones: deben estar cerradas y vacías, las hojas deben tener suficientemente consistencia, y deben tener una anchura mínima para permitir el correcto proceso de relleno. Se trata de una actuación de rehabilitación que no reduce el espacio habitable y se realiza con rapidez, lo que se traduce en un bajo impacto para el usuario.


Es una solución que mejorará el confort térmico y la factura energética del ocupante de la vivienda, si bien no de una forma tan completa como otras actuaciones que incorporan el aislamiento térmico por el exterior de la fachada, ya que no interviene sobre los puentes térmicos. Se puede, por tanto, considerar la combinación de ambas actuaciones.


Sistema de aislamiento térmico por el interior

En este sistema se fija el aislamiento a la cara interior de la fachada (en función del tipo de aislamiento se puede proyectar, fijar con adhesivo o mediante fijación mecánica) y se reviste con yeso o placas de yeso laminado para el acabado final.


La rehabilitación térmica de la fachada por el interior se realizará generalmente en los casos en los que se realicen otros trabajos en el interior del edificio, o cuando no se considere o no sea posible modificar el aspecto exterior del edificio. En este caso habrá una pequeña reducción del espacio habitable.


Con respecto a los puentes térmicos, se podrán eliminar únicamente los superficiales integrados en la fachada, pero no se pueden resolver lineales de contorno, como por ejemplo los de los frentes de forjado o intersección de muros de fábrica.


Conclusión

Se han presentado diferentes soluciones para realizar la rehabilitación térmica de los edificios, todas ellas contrastadas desde hace tiempo en España y países europeos. El uso de cada solución dependerá de las características o necesidades de cada inmueble. El aislamiento nos acompaña en la vida útil del edificio, aportando una reducción de la factura energética y aportando confort térmico. Es cierto que no se ve, pero se nota, si bien el caso de una rehabilitación térmica, siempre se puede recurrir a un análisis termográfico para comprobar la efectividad de la actuación.

---

Este artículo completo aparece publicado en el nº 567 de CIC, págs. 38 a 41.

   Idae y Andimat presentan la "Guía práctica de la energía para la rehabilitación de edificios"

Comentarios

MAXIFY APERTURA GX6050 MAXIFY GX7050 ambient 06
Contenido patrocinado
La serie de impresoras GX MAXIFY de Canon produce rápidamente documentos de calidad empresarial con un ahorro medio del 85% en el coste total de propiedad respecto a las 10 principales impresoras láser y de inyección de tinta
Andimat asamblea
Andimat asamblea
rehabilitación Mitma Idae Andimat PREE medidas fiscales

El director general de Vivienda y Suelo del Mitma, Francisco J. Martín, avanza en la asamblea de Andimat cómo gestionará el ministerio los 6.820 M€ de los fondos para la rehabilitación energética. 

Aparejadores jornada
Aparejadores jornada
Aparejadores Madrid rehabilitación #ObservatorioEdificacion

El próximo jueves, 22 de abril, a las 18.00 h, promotores, constructores y administraciones públicas analizarán el plan de rehabilitación de viviendas y el futuro inmediato del sector.

Cetim centro
Cetim centro
Keops cementos hormigones CDTI geopolímeros economía circular RCDs residuos Cetim

Durante los próximos tres años, el centro tecnológico Cetim colaborará con cinco empresas para la obtención de cementos y hormigones más sostenibles, implantando estrategias de economía circular en el marco del proyecto Keops.


Avebiom canada
Avebiom canada
Biomasa Avebiom bioenergía valorización energética


El encuentro virtual hispano-canadiense sobre innovación, proyectos y oportunidades en el sector de la bioenergía organizado el 18 de marzo por la Embajada de Canadá en España y la Asociación Española de la Biomasa (Avebiom) concluyó con éxito: 55 asistentes al workshop y más de 20 encuentros virtuales ‘b2b’.

Revista CIC
NÚMERO 567 // Marzo 2021
Consulte el último número de la revista

Empresas destacadas

REVISTA