Suscríbete
Suscríbete
Situación actual y perspectivas del District Heating and Cooling (DH&C) en España

Redes urbanas de climatización eficiente: un mercado emergente pero en ascenso

Por Ignacio Arenales Saul, Asociación de Empresas de Redes de Calor y Frío (Adhac)
Mostoles Ecoenergia
Según los datos del censo de 2020 elaborado por Adhac, el conjunto de estas instalaciones suma 750 km de longitud y abastece a más de 5.700 edificios.
|

Los sistemas urbanos de climatización permiten simplificar y optimizar los servicios de climatización y agua caliente sanitaria. Una vez conectado, el edificio disfruta de una climatización eficiente durante todo el año sin necesidad de almacenar fuentes de energía ni tampoco materiales inflamables. Además, un único centro de producción, ubicado fuera de las instalaciones a las que abastece, es capaz de proporcionar calor y frío a decenas de edificios, eliminando así gran cantidad de equipos de producción de energía térmica altamente ineficientes, que ocupan mucho espacio, rompen la estética de los conjuntos urbanos y demandan grandes cantidades de energía.


De las 468 redes existentes a nivel nacional, 426 redes son de calor, tres de frío y 39 de calor y frío. En cuanto al sector de actividad, es en el terciario donde se concentra el 67% de las redes censadas 


A las ventajas mencionadas se añade la flexibilidad en las combinaciones de energía primaria aplicables, lo que permite integrar distintas energías renovables (geotermia, energía solar, biomasa, residuos biodegradables o calor residual) en la producción de calor y frío en función de su disponibilidad y de la demanda energética en cada momento.


Según los datos del censo de 2020 elaborado por Adhac, el conjunto de estas instalaciones suma 750 km de longitud y abastece a más de 5.700 edificios, lo que genera un ahorro estimado de 330.000 toneladas de CO2 al año. En cuanto a su tipología, cabe destacar que, de las 468 redes existentes a nivel nacional, 426 redes son de calor, tres de frío y 39 de calor y frío. En cuanto al sector de actividad, es en el terciario donde se concentra el 67% de las redes censadas y el 54% de la potencia instalada, seguido del sector industrial con un 26% de la potencia instalada.


Esta evolución se debe tanto a la construcción de importantes instalaciones en varias capitales como al anuncio de iniciativas legislativas y ejecutivas clave para promocionar el desarrollo de estos sistemas colectivos de climatización, en paralelo a nuevas figuras jurídicas como las comunidades energéticas locales. A continuación, se explican brevemente en qué consisten estas iniciativas, tanto a nivel europeo como nacional.


Iniciativas europeas

La Comisión Europea publicó en octubre su estrategia Renovation Wave para mejorar la eficiencia energética de los edificios, con el objetivo de renovar 35 millones de edificios hasta 2030. Este documento menciona en numerosas ocasiones la necesidad de adoptar soluciones de barrio o distrito para impulsar proyectos de renovación capaces de generar importantes mejoras en la eficiencia energética y de contribuir al desarrollo de las energías renovables en el sector de calefacción y refrigeración.


Esta estrategia, junto con las Comunidades Energéticas Locales definidas en la Directiva (UE) 2018/2001 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de diciembre de 2018, relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables, sitúan a las redes de calor y frío como una de las mejores alternativas para contribuir a la consecución de los objetivos de eficiencia energética y renovables en 2030.


En esta línea, la Comisión aprobó a principios de diciembre de 2019 una iniciativa sobre finanzas sostenibles para la definición de un marco para promover inversiones sostenibles denominado EU Taxonomy. Esta iniciativa pretende facilitar la identificación de actividades sostenibles en ámbitos de la economía especialmente relevantes en la lucha contra el cambio climático. En el primer borrador de acto delegado que desarrolla este marco, publicado a mediados de noviembre del año pasado, la construcción, renovación y operación de redes de calor y frío eficientes se consideran actividades sostenibles; incluyéndose las renovaciones de edificios que supongan una reducción de la demanda de energía primaria de al menos el 30%. Ambas iniciativas están encaminadas a contribuir a la consecución del nuevo objetivo de aumento de la eficiencia energética de al menos un 55% en 2030, que requerirá la revisión de las directivas de energías renovables y eficiencia energética en 2021.


La actualización de la ERESEE 2020 proporciona en su eje técnico una descripción detallada de la evolución de los DH&Cs en los últimos años y sus perspectivas de futuro ligadas a las CELs


Por otro lado, lejos de debilitar el compromiso de la Unión Europea con los objetivos establecidos en el Pacto Verde Europeo presentado en diciembre del año pasado, la crisis originada por la Covid-19 ha propiciado un acuerdo histórico para movilizar 750.000 millones de euros en el periodo 2021-2026 a través del instrumento Next Generation EU. Este programa permitirá acometer grandes inversiones públicas, principalmente en proyectos de eficiencia energética, energías renovables y digitalización, lo que supondrá un incentivo para el desarrollo de sistemas urbanos de climatización dada su contribución en estos tres ámbitos.


Por último, destacamos el creciente protagonismo de las redes de climatización urbana en los programas Horizonte Europa, en los cuales se incluyen numerosas convocatorias relacionadas con soluciones de distrito y sistemas de climatización como la LC-SC3-EC-5-2020 “Apoyo a las Autoridades Públicas en el impulso de la transición energética”, la LC-GD-2-1-2020 “Tecnologías innovadoras de energía renovable terrestres y marinas y su integración en el sistema energético” o la LC-SC3-RES-8-2019 “Combinación de tecnologías renovables para un sistema renovable de calefacción y / o refrigeración urbana”.


Iniciativas nacionales

En 2020 se han lanzado numerosas iniciativas y programas nacionales que incluyen las redes de calor y frío entre sus actuaciones elegibles. Si el primer borrador del Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC), remitido a la Comisión en 2019, ya se refería a la necesidad de promover el desarrollo de redes urbanas de calor y frío para descarbonizar el sector de calefacción y refrigeración; en el documento definitivo remitido a la Comisión el año pasado se incluye una medida específica para el desarrollo de las energías renovables térmicas.


Se trata de la Medida 1.6. Marco para el desarrollo de las energías renovables térmicas del eje de descarbonización del plan, en la que se incluyen mecanismos relativos a la promoción de redes de calor y frío como la evaluación del potencial de uso de energías renovables y calor y frío residual en sistemas urbanos de climatización, líneas de apoyo a estas instalaciones o la evaluación del potencial de redes de distrito en nuevos desarrollos urbanísticos. Esta medida, al igual que las directivas europeas en esta materia, destaca que las Comunidades Energéticas Locales (CELs) pueden desempeñar un papel muy relevante en la promoción de renovables térmicas, principalmente en todo lo relacionado con el desarrollo de redes de calor y frío.


En la actualidad, alrededor de un 10% de la demanda total de calor en la UE se satisface a través de, aproximadamente, 6.000 redes de calor y frío


La actualización de la Estrategia a largo plazo para la Rehabilitación Energética en el sector de la Edificación en España 2020 (ERESEE 2020) proporciona en su eje técnico una descripción detallada de la evolución de los DH&Cs en los últimos años y sus perspectivas de futuro ligadas a las CELs, estableciendo la conexión de viviendas a este tipo de soluciones entre las actividades elegibles en futuros programas de financiación pública de rehabilitación.


En esta línea, el Consejo de Ministros aprobó en agosto el Programa de Rehabilitación Energética de Edificios, que destinará 300 millones de euros para ayudas directas a actuaciones de mejora de la eficiencia energética en edificios construidos antes de 2007, provenientes del Fondo Nacional de Eficiencia Energética y ampliables con cargo a otros instrumentos de financiación que adjudiquen partidas al Idae.


Con el objeto de incentivar aquellas actuaciones más eficientes, la convocatoria establece para las solicitudes una mejora mínima de la calificación energética del edificio hasta la etiqueta energética ‘ ‘A’ o ‘B’, en la escala de CO2, o bien, que incrementen en dos letras la calificación energética de partida; lo que favorece la adopción de sistemas de distrito por tratarse de soluciones que impactan muy positivamente en la calificación energética de los edificios conectados.


En el ámbito legislativo, cabe destacar la creación del subgrupo de Sistemas Urbanos de Climatización para abordar las cuestiones relacionadas con este tipo de instalaciones, identificadas en los grupos de trabajo de la Fase II de modificación del Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios; creados por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Este grupo de expertos, en el que participó Adhac, plasmó sus conclusiones en un documento que propone elevar al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico una petición para que promueva la aprobación de una regulación específica sobre los derechos y obligaciones de los promotores y usuarios de las redes de calor y frío; en la que se debería evaluar, entre otros, la obligación de conectarse a estos sistemas cuando estén disponibles para nuevos edificios o instalaciones existentes en edificios que se reformen. Esta propuesta pretende eliminar una de las principales barreras al desarrollo de sistemas urbanos de climatización.


En España solamente el 0,15% de la demanda final de energía térmica se satisface con sistemas urbanos de climatización, lo que nos convierte en un mercado emergente en este sector


En línea con lo establecido en la “Medida 1.13. Comunidades energéticas locales” del PNIEC en relación con las actuaciones para definir un marco normativo apropiado para el desarrollo de las CELs y con las recomendaciones del documento de trabajo del Idae “Guía para el desarrollo de instrumentos de fomento de comunidades energéticas locales”, el Ministerio para la Transición Ecológica ha abierto a finales de año una consulta pública previa sobre CELs. Esta iniciativa, que pretende recoger los puntos de vista de los grupos de interés involucrados en este tipo de entidades jurídicas, se refiere a las redes de calor y frío como “una valiosa herramienta para el impulso de las comunidades energéticas, así como para la reducción del consumo de combustibles fósiles y de emisiones de CO2, y como vía de integración de los sectores eléctrico y térmico”.


A las iniciativas mencionadas anteriormente, se unen otras que hacen patente el papel determinante de las redes de calor y frío, también denominados sistemas de climatización urbana, en las estrategias de la Administración de nuestro país para conseguir un sistema energético sostenible, eficiente e inclusivo.


Situación del sector a nivel europeo

El sector de DH&C en la Unión Europea tiene un gran potencial de desarrollo puesto que, según el estudio Country by Country 2019 de la asociación EuroHeat&Power, en la actualidad alrededor de un 10% de la demanda total de calor en la UE se satisface a través de, aproximadamente, 6.000 redes de calor y frío. Este porcentaje es significativamente mayor en países con climas fríos como Suecia o Dinamarca, con un 50% y un 65%, respectivamente.


En España solamente el 0,15% de la demanda final de energía térmica se satisface con sistemas urbanos de climatización, lo que nos convierte en un mercado emergente en este sector. Según este estudio, otros países del sur de Europa han logrado una mayor penetración de las redes de calor y frío en el mercado de energía térmica. Es el caso de Francia, donde se sitúa en el 5% de la demanda térmica total, e Italia, con un 3% aproximadamente.


Desde Adhac seguimos trabajando, tanto con entidades públicas como privadas, en iniciativas como el desarrollo de grandes proyectos tractores de regeneración urbana en torno a sistemas urbanos de climatización. El potencial de ahorro energético y económico que demuestran estos sistemas, la posibilidad de hibridar distintas energías renovables y el encaje de estas soluciones en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española crean un marco propicio para el desarrollo del sector en los próximos años.

---

Este artículo completo aparece publicado en el nº 567 de CIC, págs. 54 a 56.

Comentarios

MAXIFY APERTURA GX6050 MAXIFY GX7050 ambient 06
Contenido patrocinado
La serie de impresoras GX MAXIFY de Canon produce rápidamente documentos de calidad empresarial con un ahorro medio del 85% en el coste total de propiedad respecto a las 10 principales impresoras láser y de inyección de tinta
Andimat asamblea
Andimat asamblea
rehabilitación Mitma Idae Andimat PREE medidas fiscales

El director general de Vivienda y Suelo del Mitma, Francisco J. Martín, avanza en la asamblea de Andimat cómo gestionará el ministerio los 6.820 M€ de los fondos para la rehabilitación energética. 

Aparejadores jornada
Aparejadores jornada
Aparejadores Madrid rehabilitación #ObservatorioEdificacion

El próximo jueves, 22 de abril, a las 18.00 h, promotores, constructores y administraciones públicas analizarán el plan de rehabilitación de viviendas y el futuro inmediato del sector.

Cetim centro
Cetim centro
Keops cementos hormigones CDTI geopolímeros economía circular RCDs residuos Cetim

Durante los próximos tres años, el centro tecnológico Cetim colaborará con cinco empresas para la obtención de cementos y hormigones más sostenibles, implantando estrategias de economía circular en el marco del proyecto Keops.


Avebiom canada
Avebiom canada
Biomasa Avebiom bioenergía valorización energética


El encuentro virtual hispano-canadiense sobre innovación, proyectos y oportunidades en el sector de la bioenergía organizado el 18 de marzo por la Embajada de Canadá en España y la Asociación Española de la Biomasa (Avebiom) concluyó con éxito: 55 asistentes al workshop y más de 20 encuentros virtuales ‘b2b’.

Revista CIC
NÚMERO 567 // Marzo 2021
Consulte el último número de la revista

Empresas destacadas

REVISTA